Ermita de Santa Bárbara

Santa BarbaraLa ermita de Santa Bárbara es una construcción en mampostería que otea el horizonte desde lo alto de Bronchales desde el siglo XIV y ofrece vistas privilegiadas tanto del pueblo y sus pinares como de los llanos de Pozondón y Ródenas y más allá. De ahí la importancia defensiva del enclave, no sólo en la Edad Media, donde hay constancia documental de la existencia de una iglesia y fortificación desde el siglo XII, sino en tiempos mucho anteriores, como atestiguan los hallazgos arqueológicos encontrados en la zona datados desde la Edad de Bronce a la época íbera. De estilo gótico primitivo, con alguna reminiscencia románica en su torre, durante la restauración llevada a cabo en 2012, Santa Bárbara nos desveló un secreto que llevaba escondido siglos: las tablas policromadas y talladas de la techumbre de la ermita original. Las 43 tablas halladas han sido restauradas por la Fundación Santa María de Albarracín y aguardan a que pronto puedan ser expuestas y admiradas por todos.

Santa Bárbara tabla 1 M agua

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

iglesiaLa iglesia parroquial de Bronchales está dedicada la Asunción de Nuestra Señora. Se trata de una construcción del siglo XVI realizada en mampostería. Posee una nave de tres  tramos  cubierta  con  bóvedas  góticas  de  crucería  estrellada.  Tiene  capillas laterales, a ambos lados de la nave, cubiertas con pequeñas cúpulas sobre pechinas. La capilla del Santo Cristo conserva restos de estuco. El sistema de soportes se organiza a base de pilares fasciculados, con la rosca del arco decorado con motivos geométricos. La cabecera poligonal también tiene bóveda estrellada; coro alto a los pies. El interior se terminó entre 1624 y 1689. La torre que es cuadrada y se cubre con bóveda estrellada, está adosada a los pies y tiene dos cuerpos, el superior de campanas. En el lado de la epístola se sitúa la entrada a la iglesia por medio de un atrio con arco de medio punto. La portada sigue un esquema clásico con muy poca decoración y pertenece a la etapa neoclásica.

 

Ermita de San Roque

sanroque

Construcción en mampostería del siglo XVIII, con una sola nave v techumbre de madera y cubierta a dos vertientes y coro alto de madera a los pies. Hay que destacar el arco de medio punto, de piedra, que enmarca el portón de entrada y grandes contrafuertes que sujetan la fábrica. En su interior tiene un altar nuevo.

Es probable que al desaparecer la antigua ermita que coronaba el cerro del Santo, dedicada a San Sebastián, el pueblo decidiera levantar otra en las proximidades de la primera, pero ésta dedicada al Santo Patrón del pueblo, San Roque. La primera referencia a esta fiesta es del año

  1. 1696. El pueblo entero participó mediante concejadas hasta que la ermita estuvo terminada; por eso el pueblo la valora como algo suyo, fruto de su esfuerzo y devoción al santo al que se invocaba, sobre todo, en tiempos de pest De hecho, la ermita es de propiedad municipal.

La ermita se abre al culto durante las Fiestas patronales, cada día 16 de Agosto (San Roque) cuando se va en procesión desde la iglesia portando el santo. Antiguamente, también se hacía una romería el segundo día de Pentecostés. También se conservan unos antiquísimos y singulares gozos a San Roque, que se cantan el día de su fiesta.

 

Ermita de San Antonio

Se trata de una minúscula y sencilla ermita-oratorio o capilla de planta rectangular. Sus muros son mampostería reforzada con sillares de piedra tallada en las esquinas que actualmente están enfoscados y encalados. Su cubierta de teja árabe a cuatro aguas está coronada en su vértice con una cruz de forja. El muro exterior del lado del evangelio tiene encastrado un mosaico con una escena del calvario. La entrada está a los pies de la nave cerrada con una puerta de madera con dos pequeñas ventanas de adoración que permiten ver su sencillo interior decorado con un pequeño altar de obra.

 

Ermita de San Cristóbal

 

Bronchales San CristobalEl actual edificio es del s. XVIII pero hay referencias de reuniones de la Mesta denominadas “ligajos o apartaderos” en el próximo Pozo Colinas en el que ya se menciona esta ermita en el siglo XIV. Hay referencias de que la ermita de San Cristóbal ya acogía en 1.326 tanto a los caminantes como a los masoveros del entorno.

De nave única rectangular dividida en tres tramos con techumbre de madera a dos vertientes rematada con una minúscula cruz de forja en el vértice de la cabecera. Tiene puerta y ventana con chambranas de madera en el lado de la epístola. Los muros son de mampostería encalada con refuerzos de sillería en las esquinas.

El retablo original de la ermita de san Cristóbal de estilo barroco tallado en madera noble posiblemente del s. XVIII y una talla del santo se encuentran en una capilla de la iglesia. Han sido restaurados recientemente.

En la ermita se ha instalado un retablo nuevo de bella factura con una talla de san Cristóbal que se conserva en la sacristía de la iglesia y se traslada a la ermita solo para las celebraciones.

Por el testamento del molinero Pedro Soriano se sabe que en 1486 se celebraba una procesión desde Bronchales a esta ermita el día de la festividad del santo.

En 1940 ya se hace referencia a que en esta ermita se decía una misa y, a continuación, se bendecían las caballerías y a sus dueños. Romería de San Cristóbal el segundo domingo de Julio donde tras una misa con el canto de los Gozos al santo, el Ayuntamiento ofrece una comida de hermandad. Más recientemente, la fiesta de san Cristóbal se celebra el segundo domingo de julio, y donde antes acudían mulos ricamente enjaezados y carros profusamente adornados, hoy todos los «romeros» van en coche, que también se bendice al terminar la misa. y como es costumbre que no debe perderse, se continúa con la tradición de almorzar o merendar al final del acto, antes de regresar cada cual a su hogar. Tiempo atrás, de regreso y cerca ya del pueblo, los mozos emprendían una carrera con sus cabalgaduras no sabemos si para medir sus fuerzas o para optar a algún premio.

 

Ermita de Pelpuz o de La Jara

jaraSe conoce con los nombres de La Jara y del Pelpuz o de la Abeja, pues en el siglo XIII el rey Jaime II entrega la casa y heredad del Pelpuz (que probablemente procede del Bell Puig) a Ruy Sánchez de Vergayz en pago a los servicios prestados en la guerra con Castilla. En 1367 esta tierra aparece unida a las posesiones de los señores de la Santa Croce, en Albarracín. La ermita fue construida en el s. XVII para dar servicios religiosos a las familias que vivían y trabajaban en la masada.

Nave única de mampostería, cubierta a cuatro vertientes, alero doble de teja, cabecera poligonal de medio hexágono, entrada por el lado de la epístola.

restosjaraEn su interior nave de planta cuadrada, ábside cubierto con bóveda de medio cañón con lunetos que aún conserva la decoración pictórica con motivos florales en tonos azules, rojos y dorados en el ábside y los restos de un esquemático vía crucis. Conserva los arcos fajones de medio punto rebajado que apoyan en la cornisa saliente y el arco triunfal que separa el presbiterio de la nave.

En las cercanías de la masada también se puede visitar una encina monumental.

 

Enlaces de Interés:

Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés: www.sipca.es

Iglesias de la Sierra de Albarracín: http://iglesiasdelasierradealbarracin.blogspot.com.es

Ermitas de la Sierra de Albarracín: http://ermitasdelasierradealbarracin.blogspot.com.es/