La representación “Del paso de las huestes de Mio Cid por Frontael”, recrea el paso y pernoctación de las huestes y que queda documentada en el Cantar de Mío Cid, concretamente en el verso 1475. Por tanto nos hacemos eco de ese primer término Frontael como aquella pequeña localidad, aldea de la taifa de Albarracín, en la que las huestes del Cid procedentes de Santa María de Levante (Albarracín) hicieron noche.

La obra está dividida en tres actos, el primero de ellos cuenta la llegada de las huestes, ya reunidas, previamente a ir al encuentro con Abengalbón para reclutar nuevos guerreros para dar la batalla definitiva en Valencia.

 

 

En el primer acto, se cuenta la llegada de las huestes donde se encuentran Doña Jimena y las hijas del Cid a la población de Frontael y la solicitud formal de morada por parte de Minaya Alvar Fáñez y de Muño Gustioz. Se entabla una conversación con el alcaide y regidor de Frontael. Las huestes pasan la noche en lo que se nombra como castillo y que es la actual ermita de Santa Bárbara que corona el pueblo actual, mientras que la familia del Cid y los lugartenientes la pasan dentro del pueblo.

De tierras de la Bardulia,
vasallos de un tal Vivar
vinieron huestes guerreras
de la más magna heredad.

Representación de la Obra

El pasado 6-7 de Agosto se procedió a la representación de este poema teatralizado por las calles y plazas de la localidad a cargo de un grupo de habitantes de Bronchales, que han puesto un marcha un proyecto encaminado a ensalzar la figura histórica del CID y su leyenda, sus lugartenientes y de su familia tomando como referencia el paso de las huestes por el Frontael de siglo XI.

Gracias a la colaboración de la Asociación Cultural El Endrinal que se encargó del engalanamiento de la población con estandartes con motivos medievales, al impulso del Ayuntamiento de Bronchales y a la colaboración de integrantes de la Asociación Cultural
Tambor y Bombo, se consiguió crear una ambientación medieval propicia para la representación exitosa de la obra.

Álvar Fáñez, Muño Gustióz, Doña Jimena, Doña Elvira y Doña Sol fueron tratados como se merecen y prometen volver. Por tanto, pensamos repetir en la próxima Semana Cultural ampliando nuestro proyecto cultural con más pasajes de la historia y leyenda cidiana y con más personajes.